Job

Capítulo 22

22:1 Respondió Elifaz temanita, y dijo: 
22:2 ¿Traerá el hombre provecho a Dios?  Al contrario, para sí mismo es provechoso el hombre sabio. 
22:3 ¿Tiene contentamiento el Omnipotente en que tú seas justificado,  O provecho de que tú hagas perfectos tus caminos?
22:4 ¿Acaso te castiga,  O viene a juicio contigo, a causa de tu piedad? 
22:5 Por cierto tu malicia es grande,  Y tus maldades no tienen fin. 
22:6 Porque sacaste prenda a tus hermanos sin causa,  Y despojaste de sus ropas a los desnudos. 
22:7 No diste de beber agua al cansado,  Y detuviste el pan al hambriento. 
22:8 Pero el hombre pudiente tuvo la tierra,  Y habitó en ella el distinguido. 
22:9 A las viudas enviaste vacías,  Y los brazos de los huérfanos fueron quebrados. 
22:10 Por tanto, hay lazos alrededor de ti,  Y te turba espanto repentino; 
22:11 O tinieblas, para que no veas,  Y abundancia de agua te cubre. 
22:12 ¿No está Dios en la altura de los cielos?  Mira lo encumbrado de las estrellas, cuán elevadas están. 
22:13 ¿Y dirás tú: ¿Qué sabe Dios?  ¿Cómo juzgará a través de la oscuridad? 
22:14 Las nubes le rodearon, y no ve;  Y por el circuito del cielo se pasea. 
22:15 ¿Quieres tú seguir la senda antigua  Que pisaron los hombres perversos, 
22:16 Los cuales fueron cortados antes de tiempo,  Cuyo fundamento fue como un río derramado? 
22:17 Decían a Dios: Apártate de nosotros.  ¿Y qué les había hecho el Omnipotente? 
22:18 Les había colmado de bienes sus casas.  Pero sea el consejo de ellos lejos de mí. 
22:19 Verán los justos y se gozarán;  Y el inocente los escarnecerá, diciendo: 
22:20 Fueron destruidos nuestros adversarios,  Y el fuego consumió lo que de ellos quedó. 
22:21 Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz;  Y por ello te vendrá bien. 
22:22 Toma ahora la ley de su boca,  Y pon sus palabras en tu corazón. 
22:23 Si te volvieres al Omnipotente, serás edificado;  Alejarás de tu tienda la aflicción; 
22:24 Tendrás más oro que tierra,  Y como piedras de arroyos oro de Ofir; 
22:25 El Todopoderoso será tu defensa,  Y tendrás plata en abundancia. 
22:26 Porque entonces te deleitarás en el Omnipotente,  Y alzarás a Dios tu rostro. 
22:27 Orarás a él, y él te oirá;  Y tú pagarás tus votos. 
22:28 Determinarás asimismo una cosa, y te será firme,  Y sobre tus caminos resplandecerá luz. 
22:29 Cuando fueren abatidos, dirás tú: Enaltecimiento habrá;  Y Dios salvará al humilde de ojos. 
22:30 El libertará al inocente,  Y por la limpieza de tus manos éste será librado.