Job

Capítulo 13

13:1 He aquí que todas estas cosas han visto mis ojos,  Y oído y entendido mis oídos. 
13:2 Como vosotros lo sabéis, lo sé yo;  No soy menos que vosotros. 
13:3 Mas yo hablaría con el Todopoderoso,  Y querría razonar con Dios. 
13:4 Porque ciertamente vosotros sois fraguadores de mentira;  Sois todos vosotros médicos nulos. 
13:5 Ojalá callarais por completo,  Porque esto os fuera sabiduría. 
13:6 Oíd ahora mi razonamiento,  Y estad atentos a los argumentos de mis labios.
13:7 ¿Hablaréis iniquidad por Dios?  ¿Hablaréis por él engaño? 
13:8 ¿Haréis acepción de personas a su favor?  ¿Contenderéis vosotros por Dios? 
13:9 ¿Sería bueno que él os escudriñase?  ¿Os burlaréis de él como quien se burla de algún hombre? 
13:10 El os reprochará de seguro,  Si solapadamente hacéis acepción de personas. 
13:11 De cierto su alteza os habría de espantar,  Y su pavor habría de caer sobre vosotros. 
13:12 Vuestras máximas son refranes de ceniza,  Y vuestros baluartes son baluartes de lodo. 
13:13 Escuchadme, y hablaré yo,  Y que me venga después lo que viniere. 
13:14 ¿Por qué quitaré yo mi carne con mis dientes,  Y tomaré mi vida en mi mano? 
13:15 He aquí, aunque él me matare, en él esperaré;  No obstante, defenderé delante de él mis caminos, 
13:16 Y él mismo será mi salvación,  Porque no entrará en su presencia el impío. 
13:17 Oíd con atención mi razonamiento,  Y mi declaración entre en vuestros oídos. 
13:18 He aquí ahora, si yo expusiere mi causa,  Sé que seré justificado. 
13:19 ¿Quién es el que contenderá conmigo?  Porque si ahora yo callara, moriría. 
13:20 A lo menos dos cosas no hagas conmigo;  Entonces no me esconderé de tu rostro: 
13:21 Aparta de mí tu mano,  Y no me asombre tu terror. 
13:22 Llama luego, y yo responderé;  O yo hablaré, y respóndeme tú. 
13:23 ¿Cuántas iniquidades y pecados tengo yo?  Hazme entender mi transgresión y mi pecado. 
13:24 ¿Por qué escondes tu rostro,  Y me cuentas por tu enemigo? 
13:25 ¿A la hoja arrebatada has de quebrantar,  Y a una paja seca has de perseguir? 
13:26 ¿Por qué escribes contra mí amarguras,  Y me haces cargo de los pecados de mi juventud? 
13:27 Pones además mis pies en el cepo, y observas todos mis caminos,  Trazando un límite para las plantas de mis pies.
13:28 Y mi cuerpo se va gastando como de carcoma,  Como vestido que roe la polilla.